sábado, 11 de octubre de 2014

Too country and proud of it



Billy Yates (y Savannah) en el Billy Bob's cantando "Too country"... Esto sólo lo superaría volver a verles en el Texas Country Bar. ¿Os he dicho alguna vez que aún tengo el enlace a la web en mis favoritos, aunque la página ya no existe? Me resisto a borrarlo...

Último detalle costumbrista: blister de gasolinera con pastillas que dan subidón y que son un complejo vitamínico.


Este ha sido un viaje muy musical. Muy country, aunque también hemos vivido el blues, el jazz, el rock&roll, el soul... Inevitable recordar los viejos buenos tiempos en el Texas Country Bar.

Desde que empezamos hasta hoy han pasado muchas cosas. Entre otras, 6.986km.





Toca despedirse de Willie. Quién sabe que aventuras le esperan. Ha sido un leal compañero de viaje que aguantó los últimos kiómetros con una rueda baja de presión sin quejarse mucho, sólo una pequeña luz amarilla en el tablero.


La comida de aeropuerto nunca es buena; y menos si el viaje es de vuelta...


Ahora viene el bajón, el jetlag, el cansancio, ver a los amigos, añorar las inmensas carreteras rectas con una raya amarilla...

Gracias a internet no se pierde tanto el contacto con los de casa. No sólo por el blog. Es bonito ver que te echan de menos...


Dicen que cuando mueres pasa tu vida por delante de tí. Mentira. Qué coño va a pasar si estás muerto. Pero sí es cierto que ahora, sentando en un banco del aeropuerto, pasa por delante de mí la alegría al coger la bandana de Willie Nelson, el impresionante ritmo de la banda de blues en The Bluebird Cafe, el gran abrazo y aún más grande corazón de Billy Yates, la manera de alguna adolescente bastante pasadita de peso de corear las canciones de Brad Paisley con ojitos de enamorada, los delfines saltando entre "Aquí, aquí!" y "l'has vist?", la siempre inesperada amabilidad de los norteamericanos y sus ganas de ayudarte, los macarrones con queso (y alguna hamburguesa), el make some noise de los conciertos, los selfies con la comida y las caras de quién nos veía hacerle fotos a un chupete.

También hay cosas para olvidar... Bah, mejor olvidémoslas.

Hemos tocado un trozo de la luna, cantado en el micro de Elvis Presley, robado un trozo de moqueta de Graceland, pisado las mismas maderas donde han cantado Hank Williams y Alan Jackson, conseguido que Brad Paisley nos firmara las entradas, robado trocitos de madera de la tumba de Johnny Cash, compartido la intimidad de Billy Yates, recorrido Walmarts como si de un pasatiempo de une los puntos se tratara, llorado junto a víctimas del peor atentado de la Historia, ...

Hablando de Walmarts y de camisetas... Cierto es que me he comprado muchas con la bandera de Texas o de EEUU. Cierto es que no llevo banderas españolas o catalanas ni emblemas de equipos de fútbol. La diferencia es que de Texas y EEUU no me avergüenzo.

He aprendido muchas cosas de música. He aprendido muchas cosas de la condición humana. He aprendido muchas cosas de mí. Traigo la maleta a punto de reventar y es donde menos cosas me traigo del viaje.

2936 fotos. Lo siento, pero no hay ganador de la porra. También siento no haber podido contestar todos los comentarios uno a uno, como era nuestra intención en un principio. Gracias por estar ahí, en especial a los del podio: Carol, Pat, Paqui y Ramón/Lluisa.

Gracias.

Juan Carlos

5 comentarios:

  1. Un plaer viatjar amb vosaltres. I tornarem.
    Paqui GiP

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias chicos!!!! Un plaer de viatjar amb vosaltres. Fins la propera.

    ResponderEliminar
  3. Guapo!!!!!

    Us hem trobat molt a faltar.... però he disfrutat molt amb el vostre viatge, sobretot perquè sé que us heu enrecordat molt de nosaltres.

    Ara el que tinc ganes és de veure'n i fer-vos una bona abraçada!!!

    Us estimo molt

    Carol

    ResponderEliminar

Selecciona "Comentar como:ANÓNIMO" I POSA EL TEU NOM AL COMENTARI
¡Selecciona "Comentar como:ANÓNIMO" Y PON TU NOMBRE EN EL COMENTARIO!